PEDIACLINICA GUATEMALA

8 CALLE 11-13 ZONA 1 EDIFICIO RECINOS 4TO NIVEL 409.
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  Conectarse  

Comparte | 
 

 Cólico Infantil

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Admin
Admin
avatar

Mensajes : 149
Fecha de inscripción : 24/11/2008

MensajeTema: Cólico Infantil   Lun Ago 04, 2014 7:50 pm

CÓLICO INFANTIL
Mi bebé llora todo el tiempo. ¿Podría tener cólico?
La palabra cólico es el término que se usa para describir el llanto incontrolable de un bebé, que por lo demás goza de buena salud. Si tu bebé tiene menos de 5 meses y llora durante más de tres horas consecutivas, durante tres o más días a la semana, por lo menos por tres semanas, se considera que tiene cólico.

El cólico no es una enfermedad y no le hará daño a tu bebé a largo plazo, pero resulta difícil de sobrellevar, tanto para los bebés como para los papás.

Si tu bebé padece cólico, encuentra en este artículo.

¿Cuáles son las señales que indican que mi bebé podría tener cólico?
El cólico suele manifestarse cuando un bebé tiene entre 2 y 3 semanas de edad (o entre 2 y 3 semanas después de su fecha prevista para el parto, si es un bebé prematuro).

Mientras que los bebés normalmente lloran cuando están mojados, hambrientos, asustados o cansados, un bebé que padece cólico llora excesivamente, a menudo a la misma hora cada día, que suele ser con frecuencia hacia el final de la tarde o por la noche. Si tu bebé tiene cólico, podrías notar que su llanto es más fuerte de lo normal a esa hora. Es posible además que sus episodios de llanto empiecen y acaben de manera repentina.

Si tu bebé tiene cólico, podría también mostrar señales de que tiene gases en el estómago. Los gases no causan cólico. Sin embargo, algunos bebés que padecen cólicos también sufren mucho de gases porque tienden a tragar aire cuando lloran. Quizás notes que apriete sus deditos, arquee la espalda, y se sonroje, al mismo tiempo que estira o levanta las piernas y suelta gases mientras llora. Algunas veces se sentirá mejor después de liberar los gases o evacuar.

¿Cuánto durará?
Por suerte, después de la tempestad viene la calma. El cólico suele intensificarse alrededor de las 6 semanas, y mejora notablemente entre los 3 y 4 meses. Del 80 al 90 por ciento de los bebés superan el cólico para cuando cumplen los 4 meses. El porcentaje restante podría tomar un mes más para superarlo.

Eso implica que quizás tengas por delante bastantes meses de "tempestad". Mientras tanto, trata de consolar a tu bebé lo mejor que puedas y pide ayuda si la necesitas. Cuidar de un bebé que padece cólico es muy estresante, y necesitas descansar de vez en cuando para mantenerte en tu sano juicio.


Pídele a tu pareja, a un familiar o a una amiga que te cuide al niño mientras vas a dar un paseo, o desahógate con un buen llanto si es que eso te ayuda a disminuir la tensión.

¿Por qué algunos bebés tienen cólico?
El cólico es uno de los grandes misterios de la vida de un bebé. Los expertos estiman que entre un 8 y 40 por ciento de los bebés sufren de cólico. Puede ocurrir independientemente de si son o no primogénitos, de si son niños o niñas y de si se los alimenta con leche materna o con leche de fórmula.

Nadie sabe por qué algunos bebés son más propensos que otros, pero las teorías abundan, y es muy posible que esta propensión se deba a más de una causa.

Lo que sí se sabe es que los bebés cuyas madres fumaron durante el embarazo o después del parto, tienen mayores posibilidades de padecer cólico (aunque este riesgo se reduce si el bebé es alimentado con leche materna).

Algunos especialistas creen que los episodios largos de llanto debido al cólico, constituyen una liberación física para los bebés que son muy sensibles. Cuando llega la noche, explican, estos bebés están agotados de tanto mirar, escuchar o experimentar sensaciones nuevas y comienzan a llorar para desahogarse.

Otra teoría es que algunas veces el cólico es causado por un desequilibrio de la bacteria saludable en el intestino. Los estudios han demostrado que los bebés que padecen cólico tienen una microflora intestinal diferente a la de los bebés que no sufren de cólico. De modo que tratar el cólico con probióticos (en particular el denominado Lactobacillus reuteri) ha ayudado a reducir los síntomas del cólico en algunos bebés. Habla con el doctor de tu pequeño sobre esta opción y pídele recomendaciones.


¿Debo llevar a mi bebé al doctor si creo que padece cólico?
Sí, es una buena idea hablar con el doctor sobre el llanto de tu bebé. Puede descartar otras posibles causas, como problemas intestinales o una infección urinaria. También querrá verificar que tu bebé esté comiendo y creciendo adecuadamente. El doctor podrá ayudarte a decidir la mejor forma de afrontar el cólico.

Y si tu bebé tiene otros síntomas como fiebre, vómitos o sangre en las heces, llama al doctor inmediatamente. Esto síntomas no se deben al cólico.

¿Puede una alergia alimenticia causar cólico?
Una de las cosas que tu doctor puede considerar es si tu bebé ha desarrollado una alergia o intolerancia a la proteína de la leche de vaca. Eso causa problemas estomacales similares al cólico (pero no lo causa).

Si ese es el caso de tu bebé, a quien alimentas con leche de fórmula, tu doctor podría recomendarte que le des por un tiempo fórmula hidrolizada (en este tipo de fórmula, las proteínas se descomponen en partículas más pequeñas que son más fáciles de digerir que las moléculas más grandes de proteínas).

Si la proteína en la leche de vaca le causa problemas a tu bebé, es probable que sus síntomas mejoren alrededor de una semana después del cambio de fórmula.

Si amamantas a tu bebé, prueba a eliminar los productos lácteos de tu alimentación, aunque no existe evidencia concluyente de que esto ayude. Habla con tu doctor antes de reducir tu consumo de leche, queso y yogur durante un par de semanas, para ver si hay algún cambio. (La proteína de la leche de vaca puede permanecer en tu leche materna por ese periodo de tiempo, así que este experimento dietético requiere un poco de paciencia).

Si estás amamantando también es posible que, aparte de los productos lácteos, tu bebé sea sensible a otro alimento de tu dieta. Existe mucha controversia en cuanto a qué productos son problemáticos (y la investigación sobre el tema tiene resultados contradictorios), pero los principales sospechosos son los siguientes:

• Harinas.
• Huevos.
• Nueces.
• Fruta.
• Cafeína. 
• Chocolate.

Para detectar si alguno de estos alimentos está afectando a tu bebé, evítalos todos durante algunos días. Si tu bebé se pone mejor, reincorpora un alimento solamente y después de unos días incorpora otro hasta volver a incorporarlos todos en tu dieta. Si tu bebé empieza a mostrarse molesto nuevamente después de que empieces a comer un determinado alimento, habrás descubierto la causa del cólico. Habla con tu doctor si notas que ciertas comidas provocan que tu bebé se ponga incómodo.

CONSEJOS:

Si tu bebé está sano, tiene menos de 5 meses y llora durante más de tres horas consecutivas, durante tres o más días a la semana, por lo menos por tres semanas, es probable que se trate de cólico.

Consejos para calmar a tu bebé
Ten en cuenta que puede llevarte un tiempo descubrir la mejor forma de calmar a tu bebé, porque lo que funciona con un niño no funciona con otro. Primero que todo, es importante que el doctor examine a tu bebé para asegurarse que no existe una condición médica subyacente o algún problema alimenticio que cause el llanto.

A continuación podrás leer algunas estrategias que te serán útiles para calmar el llanto de tu bebé:

1. Prueba probióticos
Los estudios han demostrado que los bebés que padecen cólico tienen una microflora intestinal diferente a la de los bebés que no sufren de cólico. Los probióticos (en particular el denominado Lactobacillus reuteri) han ayudado a reducir los síntomas del cólico en algunos de estos bebés. Habla con el doctor de tu pequeño sobre esta opción y pídele recomendaciones.

2. Usa un termo con agua tibia
A algunos bebés les gusta la sensación de un recipiente de agua tibia sobre el estómago. Llena con agua tibia uno de esos termos o botellas especiales para el agua caliente, y envuélvela en una toalla. Pon el recipiente sobre tu estómago y echa a tu bebé encima tuyo.

Ten mucho cuidado de que el agua no esté demasiado caliente. Lo que a ti te parece tibio puede ser demasiado caliente para la sensible piel de un bebé.

3. Dale un suave masaje
Tu bebé puede disfrutar un suave masaje o bien, puede ser que se sobrestimule con el masaje. Presta atención a su reacción. (Por cierto, aún no se ha comprobado que el cuidado quiropráctico ayude a aliviar el cólico).

4. Haz ruido
A los bebés les gustan los sonidos que les recuerdan el rítmico latido de tu corazón, y los ruidos que oían en tu vientre. Aquí tienes algunas estrategias que podrían lograr que tu bebé se sienta mejor:

• Coloca su sillita cerca de la secadora de ropa en funcionamiento.
• Mete a tu bebé en un portabebés frontal mientras tú pasas la aspiradora.
• Enciende el extractor de aire de la cocina.

Otra opción son los CD que incluyen sonidos parecidos a los que tu bebé escuchaba en tu vientre o aquellos de la naturaleza como cascadas (claro que también puedes bajarlos directamente de tu computadora o teléfono celular).

5. ¡Silencio!
Aunque a algunos bebés les reconforta el movimiento, el ruido y la actividad, otros necesitan menos estímulos y responden mejor al silencio, la quietud y la oscuridad.

6. Muévelo
A los bebés les tranquiliza moverse suavemente, así que usa silla mecedora o vibradora o un columpio de bebé. También le puede gustar pasear por la casa metido en una mochila frontal o una cangurera. Posiblemente prefiera estar bastante alto, cerca de tu pecho y del latido de tu corazón. Da suaves rebotes arriba y abajo en esta posición, mientras mantienes a tu bebé bien agarrado.

7. Pasea en auto
Muchos padres afirman que un paseo en auto, con su movimiento, ruido y vibración, es santo remedio para el cólico. Pon a tu bebé en su asiento del auto y sal a manejar para ver si el paseo alivia tu bebé. (Pero no enciendas el coche y te quedes en el garaje o cochera, ya que esto no es seguro).

8. Prueba a cambiar de ambiente
Si estás adentro, sal a dar un paseo, ya sea con tu bebé en la carreola (cochecito), la cangurera o una mochila frontal. Ver, oler y oír cosas nuevas, y el aire fresco y los movimientos rítmicos al caminar, pueden ayudarte a calmarlo y quizás se quede dormido. Por otro lado, si has estado toda la mañana afuera con tu bebé, quizás necesita un rato tranquilo en casa.

9. Prueba una posición diferente
Tu bebé puede sentirse más cómodo cuando lo cargas en los brazos, o puede que prefiera una posición que le permita estar más erguido. También es posible que le encante cuando lo acuestas boca abajo sobre tu regazo. Cuando esté molesto, trata diferentes posiciones para ver cuál es la que más le gusta.

10. Envuélvelo
Piensa en lo apretadito que estaba tu bebé en el útero antes de nacer, y te harás a la idea de lo grande que el mundo puede parecerle ahora. Envolver a un bebé apretadito en una cobija (manta) ligera o una sábana, puede hacerle sentir más seguro. Si no se concentra cuando come, también puedes tratar de envolverlo. O bien, justo antes de que empiece su periodo habitual de cólico y llantos, o antes de ponerlo a dormir.

No solamente puede ayudarlo a dormirse, sino también a permanecer dormido. Algunos investigadores han descubierto que los bebés que están envueltos duermen más profundamente que los que no lo están. Esto es porque como los bebés se estremecen y menean durante el sueño, sus propios movimientos pueden despertarlos.

11. Baña a tu bebé
Un baño tibio durante un episodio de cólico puede distraerlo y relajarlo. A algunos bebés les encanta que los sostengan bajo la ducha, con un chorro suave cayendo sobre su espalda. A tu bebé le puede tranquilizar el golpear rítmico del agua, además del sonido.

12. Ofrécele un chupón
Cualquier cosa que calme a tu bebé vale la pena. Para algunos bebés, succionar es el relajante ideal. Ofrécele un chupón (o chupete), incluso si bajo otras circunstancias no lo harías. O anima a tu bebé a chuparse el dedo llevándoselo suavemente a la boca.

13. Alivia los gases del estómago
Mientras que los gases no causan cólico, algunos bebés que padecen cólicos también sufren de gases porque tienden a tragar aire cuando lloran.

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://pediaclinica.foroes.org
 
Cólico Infantil
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 1ª Cadena Infantil Benéfica
» Malvinas Argentinas: Nuevo servicio de reumatología infantil.
» ¿Existe la ansiedad infantil?
» San Vicente: Jornada contra el trabajo infantil
» Malvinas Argentinas: Cardiología infantil en el Hospital Pediátrico.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
PEDIACLINICA GUATEMALA :: Puericultura :: Molestias Frecuentes en niños-
Cambiar a: